BODEGAS CALLIA PROPONE NUEVAS OCASIONES DE CONSUMO PARA DISFRUTAR DE ESTE VINO TAN PARTICULAR La bodega presentó su nueva línea de vinos de: Esperado.

La línea de vinos Esperado de Bodegas Callia presenta una propuesta con un estilo de diseño moderno, original y convocante que invita a sus consumidores a los encuentros y diálogos más esperados, eje de gran valor en el mundo del vino.

“Esperado ofrece vinos jóvenes, frutados y estructura que amalgaman muy bien con el roble americano. Sus vinos se crean desde el viñedo ubicado en la finca que Bodegas Callia posee en el Valle del Tulum. Allí la vid recibe la calidez del sol durante todo el año logrando una enorme variedad de microclimas en los diversos suelos, ideales para producir uvas sanas y fuertes”, comentó Gustavo Daroni– Enólogo de Bodegas Callia. Y agregó: “la cosecha se demora para obtener la mayor concentración posible de azúcar en la fruta sin perder la frescura y tipicidad del varietal. Esperado, resalta la frescura de sus vinos mediante la fermentación a bajas temperaturas (22°C)”.

La línea Esperado está compuesta dos varietales, Malbec y Cabernet Sauvignon, dos blends Syrah/Malbec y Syrah/Cabernet y un Tardío Blanco Dulce. Cada uno de ellos invita a una ocasión de consumo diferente. La propuesta creativa de la marca convoca a esas conversaciones únicas que se dan solamente en el encuentro más “Esperado” bajo la consigna: ¿qué esperas vos de este encuentro?

“La nueva identidad de marca de Bodegas Callia es el marco ideal para dar a conocer el restyling y la novedosa propuesta que nuestra línea Esperado ofrece al consumidor”, afirmó Martina Zaefferer, Brand Manager de Bodegas Callia. Y agregó: “Bodegas Callia se sigue consolidando y próximamente tendremos novedades y lanzamientos para comunicar.

Recientemente la bodega sanjuanina anunció la aprobación del Protocolo de Autoevaluación de Sustentabilidad Vitivinícola de Bodegas de Argentina en la bodega y en todos sus viñedos. Bodegas Callia cuenta con un estándar de prácticas sustentables para abordar el desafío del cuidado ambiental, también sociales y económicos propios del negocio. Sumado a esto, sus vinos han aprobado el proceso que los certifica apto vegano –LIAF CONTROL – elaborados con materias primas, aditivos y coadyuvantes que no provienen de origen animal o derivados de animales.

Deja una respuesta