DÍA MUNDIAL DEL VEGETARIANISMO ¿Por qué cada vez más argentinos eligen una alimentación a base de plantas? Desde Frizata analizan esta tendencia que crece, no sólo por veganos y vegetarianos, sino también impulsada por los flexitarianos, quienes buscan una dieta equilibrada y saludable.

Desde 1978, cada 1° de octubre se celebra el Día Mundial del Vegetarianismo, una fecha que busca fomentar el consumo de alimentos a base de plantas. Durante las últimas décadas, este tipo de alimentación se consolidó más y se calcula que el 5% de la población del mundo es vegetariana. Es decir, alrededor de 375 millones de personas.

En Argentina, esto también va en alza. De acuerdo a una encuesta desarrollada por la Unión Vegana Argentina (UVA), la población vegana y vegetariana creció de 9% a 12% en 2020. Según estos datos, entre quienes apuestan a una alimentación a base de plantas hay más mujeres (52%) que hombres (48%) y la mayoría tiene entre 35 y 49 años.

“Durante los últimos años, notamos una búsqueda cada vez mayor hacia una alimentación más equilibrada, entre el consumo de proteínas animales y vegetales. La humanidad está pidiendo un cambio del sistema alimentario: estamos frente a un consumidor cada vez más consciente e informado en cuanto al impacto que tienen sus decisiones de consumo sobre la salud y el medioambiente”, explica Adolfo Rouillon, cofundador de Frizata junto a José Robledo.

Según una encuesta del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), los flexitarianos (aquellos que buscan reducir el consumo de carne, pero sin eliminarlo completamente) ya son un 26,5% de los consumidores en grandes centros urbanos de Argentina, Brasil y Uruguay.

“Sin dudas la pandemia motivó cambios de consumo a nivel global y local que seguiremos viendo durante los próximos años. El 50% de la generación Z y los millennials está disminuyendo el consumo de carnes de origen animal porque son mucho más conscientes de sus elecciones alimentarias y del impacto que estas generan”, explica Adolfo Rouillon.

De acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), estas dietas más sostenibles y la reducción del desperdicio de alimentos pueden ayudar a los países a mejorar sus planes nacionales de acción climática hasta un 25%

UN CONSUMIDOR QUE DEMANDA
En línea con la tendencia mundial de consumidores cada vez más comprometidos con su alimentación, más del 70% del portfolio de Frizata no tiene carne de origen animal.

“Apostamos a seguir aumentando nuestra oferta de vegetales, frutas y todo tipo de alimentos a base de plantas porque entendemos que esta tendencia no es una moda. Comenzó a gestarse un nuevo orden en lo que será la alimentación del futuro: hace unos años hubiese resultado impensado que un argentino eligiera una hamburguesa de plantas en lugar de una de carne”, explica Rouillon.

Su portfolio cuenta con más de 80 productos entre los que se encuentra la “Huerta Frizata: vegetales congelados que no tienen conservantes, ya que su proceso de ultracongelación permite conservar al máximo las propiedades del alimento.

Así como también empanadas, pizzetas saludables, bites de vegetales, milanesas y arroces veggies que se adquieren exclusivamente a través de www.frizata.com y se reciben en la comodidad de tu casa, cuidando la cadena de frío de punta a punta y garantizando la máxima calidad de sus productos.

Además, hace casi tres años Frizata lanzó la primera hamburguesa Meat Free del país. Fue una propuesta revolucionaria en el mercado argentino ya que no existían en el país productos que recrean el sabor, el color y la experiencia de la carne, pero sin carne. “Esa era una versión vegetariana y, este año, la relanzamos en versión vegana, elaborada 100% con proteína vegetal”, explican desde la compañía.

Su línea Meat Free es de las más completas de Latinoamérica y está compuesta por las versiones veganas de la FriBurger, los FriNuggets y las FriAlbóndigas (unas bolitas que se pueden usar como albóndigas o como «carne picada» para rellenos, salsas o fajitas). Dentro de esta línea también hay opciones vegetarianas como la Friburger rellena de queso, y las empanadas FriChicken y FriBeef.

“Ser pioneros nunca es fácil, pero sabíamos que estábamos en el camino correcto. El equipo de I+D de Frizata hace más de 10 años que venía estudiando esta tendencia muy de cerca. Desarrollamos esta línea pensando en el consumidor flexitariano”, afirma Adolfo Rouillon, cofundador de Frizata.

La foodtech flexitariana de alimentos congelados directo al consumidor cuenta con una amplia variedad de productos y opciones para resolver la comida de todos los días tanto para vegetarianos, veganos y flexitarianos en general.

Deja una respuesta