LO QUE DEJÓ FERIA MASTICAR 2018

Más de 150 mil personas visitaron Feria Masticar este año (20 mil más que la edición pasada). El clima primaveral acompañó los 4 días que duró el evento.

La feria, que en ocho ediciones se convirtió en el evento gastronómico más convocante de la Ciudad, tuvo este año como novedad, la participación de un país invitado: Perú.

La cocina peruana fue la estrella de la feria. El nikkei bol y suspiro limeño de La Mar, el cebiche de Chan Chan y el pisco de Tabernero fueron los platos y bebidas preferidos por los porteños. Esto se vio reflejado en las largas filas que hacían para probar las delicias peruanas.

La feria contó este año con más de 104 productores de todo el país, más de 50 puestos de comidas y bebidas, más de 130 opciones de platos para masticar, 59 clases dictadas por cocineros, bartenders y productores. Nosotros tuvimos la suerte de probar varias de las delicias que pasaron por la feria este año. Según nuestro paladar sobresalieron: el sándwich de vacío al asador con chimichurri de Don Julio parrilla, la morcilla de Juan pedro rastellino, los scons de queso de Maru Botana, las ribs de cerdo en salsa barbacoa de la Panadería de Pablo, el lomo a caballo de los infaltables hermanos Petersen, el cebiche de pescado del día con chicharrón de calamar, batata y lechuga de La Mar cebicheria (si quiero cebiche no lo dudo… este es el lugar correcto), las bombas de panceta, papa, chipotle y lima de Alo’s bistro y la pizza de Hell’s pizza que enamora. De postre elegimos el trío de trufas de Mooi Restaurant para los grandes y para los más chicos nos quedamos con las guapitas de Guapaletas.

Pero Masticar no es sólo comida. También se pudieron disfrutar más de 70 opciones en barras de bebidas y tragos. Las cervezas Patagonia, Andes Origen y Stella Artois siempre presentes. Dos sidras que la rompen: Peer y 1888 (no se las pierdan). Respecto al vino nos quedamos con «El enemigo». Los tragos de Nespresso en manos de la excelente Inés de los Santos (también de su creación probamos el clericó y la sangría Isla y obviamente no decepcionaron), los Spritz de Gancia con los genios de Ludovico de Biaggi y Gastón de Genaro (dos lindos personajes), además del vermú La Fuerza y el Pisco Calavera.

Y ¿saben qué?… Masticar tampoco es sólo comer y beber… es también la ya clásica Plaza de Niños, que este año tuvo a BGH como sponsor. En esta edición, la plaza recibió a las familias con más horarios de clases de cocina, una verdulería para jugar, un puesto de brasas muy especial y talleres de huerta hidropónica con el uso de energía solar. Además, por primera vez hubo talleres de acrobacia y malabares, talleres de electrónica y arte, charlas para toda la familia, atriles para dibujar y un nuevo espectáculo de títeres. Otro de los espacios más utilizados por los chicos fue el de los juegos de encastre y construcción, de Planeta Rasti. A su vez la Biblioneta, con sus libros y sus narraciones musicalizadas, se llevó aplausos y sonrisas de grandes y chicos.

Otra de las grandes atracciones de la feria fue el Taller de Oficios, un espacio de charlas y demostraciones gastronómicas inaugurado en 2017. Allí, los amantes de la gastronomía pudieron informarse y aprender sobre los productos frescos y de estación. Las clases de cocina cautivaron a hombres y mujeres con los tips y secretos que compartieron los más prestigiosos chefs argentinos e invitados internacionales.

Hasta el año que viene MASTICAR! Te vamos a extrañar….

Deja una respuesta