MARIDAJE PERFECTO DE SPRITZ Y PIZZA EN PALERMO Con espíritu italiano pero con corazón porteño, Spritzza nace en Palermo para romper con todos los paradigmas de la pizzería clásica y proponer una mirada contemporánea a la cocina italiana

Spritzza nace para romper con todos los paradigmas de la pizzería clásica y proponer una mirada contemporánea a la cocina italiana: 16 variedades de spritz acompañadas por una original carta de pizzas al mejor estilo italo-americano ¡y con gusto argentino!  El restaurante se ubica en la calle Thames, esquina El Salvador, uno de los corredores gastronómicos más populares de Buenos Aires.

Santino Stevani´s es el aperitivo estrella de la casa y el ingrediente principal de los cócteles que ofrece su barra. Su proceso de elaboración artesanal consta de distintas etapas: primero, se maceran los botánicos durante 72 hs en alcohol neutro para extraer los sabores; luego, se crea un almíbar con piel de naranjas amargas, se fusiona con el alcohol previamente macerado y se deja estacionar durante 48 hs para asentar los sabores. Finalmente, es filtrado para retener las partículas naturales de los botánicos y ser envasado para su consumo.

Las variedades de spritz pueden acompañarse una amplia selección de entradas de diferentes estilos: empanadas de langostinos fritas con masa casera y salsa de jalapeños, cilantro y lima, burrata con pan de pizza relleno de tapenade de aceitunas y cherries confitados, salumería italiana clásica y la infaltable faina crocante con provoleta y cherries multicolor. 

Mención aparte para la pizza, que se destaca por una receta única e irrepetible, tanto en su masa como en sus rellenos. La misma es elaborada con harina 100% orgánica, con ingredientes de primera calidad. El tiempo es el ingrediente más importante, cada masa tiene un descanso de 24 hs y un 80% de hidratación. La cocción se da por 50 segundos en un horno de barro a leña que llega a los 300 grados, garantizando el mejor resultado. Las opciones varían: desde la tradicional Margarita o la de jamón crudo con rúcula, hasta la variante más osada, con queso patagonzola y peras asadas en horno de barro, que compite con la de mortadela, stracciatella y praliné de pistachos.

Para cerrar la carta, los platos dulces que no pueden faltar son: el affogato, postre clásico italiano con helado, ganache de chocolate y ristretto; el cremoso tibio de chocolate con turrón y frutos secos; el cheese cake de ricota con frosting de lima y crocante de chocolate blanco; y, el más solicitado, la pizza de Nutella.

El lugar es la más reciente creación del grupo argentino de empresarios gastronómicos BLA Food Group, a su vez, dueños del primer restaurante y bar de gin tonic tirado Invernadero, en la Biblioteca Nacional. Defensores de la cultura y los sabores exquisitos, lograron atravesar el desafiante contexto de la pandemia y planean próximamente la apertura de Arriba, una nueva experiencia gourmet en la terraza del Alcorta Shopping.

Deja una respuesta