SULLIVAN’S: EL LUGAR DONDE NACE LA MAGIA

La historia se remonta hacia fines del siglo XIX, cuando Don Sullivan´s llega de Irlanda a trabajar en el ferrocarril Mitre. Cuenta la leyenda, que luego de una desilusión amorosa, quedo varado en Palermo, en su casa donde hoy está el Pub. Ubicado en la esquina de Jorge Luis Borges y El Salvador, Sullivan’s abrió sus puertas en mayo de 2002.

Sullivan’s nace desde la necesidad por darle al barrio de Palermo una propuesta de auténtica identidad Irlandesa que hasta ese momento no existía.

Desde su apertura se convirtió en el primer Irish Pub de la zona; lugar de culto para grandes festejos, donde cientos de personas se acercan a esta gran esquina para vivir el sentimiento de camaradería y amistad que refleja la auténtica cultura, hospitalidad y tradición irlandesa.

Es el lugar ideal para disfrutar de comidas y bebidas, ver deportes, encontrarse con amigos, y conversar en un ambiente de pleno frenesí celta.

UN ESQUINA CON MAGIA DESDE SU APERTURA

«El primer cliente fue Paul Auster en una de las primeras visitas al país, el pub todavía no estaba abierto y preguntó si podía pasar a tomar un café; Así como Los Simuladores, haciendo su nota previa al estreno de la serie, con la pintura aun fresca. Y meses después filmando uno de sus capítulos dentro del Pub» cuenta a parairpicando Clara del Castillo, Gerente de Sullivan’s. Además, destaca que «grandes artistas como Charly García, Hilda Lizarazu, Javier Calamaro, Gabriel Carambula, Palo Pandolfo, Claudia Puyo, Leo Maslíah, Sweater, Damián Nisenson, Fernando Kabusaki, y muchos más, tocaron en esta casa».

Hoy no hay recitales como sí los hubo en alguna época, pero los “fantasmas” del Roxy resuenan y se actualizan.

Sullivan’s, a pesar de estas caras nuevas y frescas que asoman y se esconden a la vez… Como afirma Clara… Es un «bar de esos de antes», donde se combinan los factores claves del tradicional Irish Pub: un clásico diseño irlandés, alegre, acogedor, con iluminación cálida, buena música, excelente comida, bebidas premium y un amable personal dispuesto a brindar el mejor servicio. Cervezas tiradas de todo el mundo y una completa carta de tragos y vinos.

Las marcas, antiguas y nuevas, locales y globales, se exhiben en un frente de bar de más de 200 botellas. Desayunos y meriendas, Happy Hours, Tapas y Tablas. Sesiones de música tradicional celta, cocktails y platos típicos como el clásico Irish Beef Pot Pie – Pastel de Estofado de carne de res y verduras asadas en caldo de cerveza stout-  o las famosas Rabas Sulliva´s, que tienen ese que se yo, son el punto de atracción más importante. Es, claramente, un clásico que no solo no pasa de moda, si no que se renueva pero no pierde su toque.

Deja una respuesta